«Controladores del VIH»: Identifican pacientes con baja carga viral que no usan tratamiento.

Los “controladores del VIH” son un tipo de pacientes que pese a dar positivo a la enfermedad, por la poca carga viral con la que cuentan, no necesitan de un tratamiento antirretroviral para inhibir los efectos de la misma.

Un nuevo estudio detectó la existencia de “controladores del VIH”, pacientes que si bien dan positivo a la prueba de anticuerpos para la detección de la enfermedad, su carga viral es casi nula, por lo que los científicos se mostraron asombrados, ya que ninguno había recibido un tratamiento antirretroviral previamente.

Ante esto es que han sugerido que esto se debe a un mecanismo de adaptación del organismo, capaz de suprimir los efectos de este padecimiento.

Este descubrimiento se hizo público luego de una ardua investigación liderada por la farmacéutica estadounidense Abbott, la cual evaluó a 10 mil 457 voluntarios, originarios de Kinshasa, región que vio surgir la epidemia del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) en la década de 1920.

La investigación, llevada a cabo durante 2017 y 2019, consistió en la realización de pruebas serológicas rápidas. Los científicos rastrearon que 429 de las personas positivas al VIH presentaron carga viral negativa, por lo que estimaron que entre el 2.7% y el 4.3% de las personas infectadas en la República Democrática del Congo son potenciales controladores de élite.

“(Esto) indicó que un porcentaje considerable de personas en la cuenca del Congo pueden controlar la infección por VIH, en comparación con lo que se observa a nivel mundial”, destacaron los autores del estudio.

De acuerdo con los representantes de los laboratorios, la supresión de cargas virales en el VIH, sin la ayuda de una terapia para su inhibición, sucede con muy poca frecuencia. Para medir su impacto, los especialistas expusieron que este autocontrol de la enfermedad ocurre sólo en 1% de la población mundial.

En este contexto, los estudiosos sugirieron que la capacidad inusual para controlar la infección por VIH surgió tempranamente en África central y la identificación de este grupo de controladores de élite representa una gran oportunidad para estudiar los mecanismos genéticos de supresión viral. El objetivo principal de este rastreo es el alcance de un mejor entendimiento de la respuesta inmunitaria de los pacientes y el perfeccionamiento del diseño de tratamientos para combatir a la enfermedad.

A este respecto, el epidemiólogo Tom Quinn, director del Centro Johns Hopkins de Salud Global, opinó que “el hallazgo de controladores de élite del VIH en la RDC es importante, teniendo en cuenta que el VIH es una afección crónica de por vida y que normalmente progresa con el tiempo”. Por lo que agregó que “esta alta frecuencia es inusual y sugiere que está sucediendo algo interesante a nivel fisiológico en la RDC que no es casualidad”.

Estos individuos, denominados como “controladores de élite”, se caracterizan por ser un grupo excepcionalmente raro de personas seropositivas al VIH, capaces de controlar su carga viral del virus a niveles indetectables y sin la ayuda de una terapia antiviral, por lo cual pueden mantenerse en condiciones de salud estables durante 10 años o más.

Los controladores son calificados como tal por contener una carga viral duradera de 50 copias, a través de las que la respuesta de anticuerpos y células T retrasan la progresión de la enfermedad, por lo que tienen menos probabilidad de desarrollar el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

Para los investigadores es muy importante reconocer qué es lo que ha motivado a la respuesta inmune de estos pacientes congoleños a suprimir la carga viral del VIH, ya que la República Democrática del Congo es una de las regiones que presenta mayor prevalencia -acumulación de casos positivos- de la enfermedad, al representar 11% de los casos mundiales, por lo que es indispensable una respuesta efectiva para controlar el surgimiento de más dolientes.

De acuerdo a estimaciones pasadas, países como Camerún y la República Democrática del Congo albergan todos los subtipos y grupos de VIH (M, N, O, P) como consecuencia de la cercanía existente entre los hábitats de primates no humanos y la de las ciudades y pueblos.

“Estos conocimientos clave sobre la virología y la inmunología del VIH demuestran algunos de los elementos críticos de la inmunidad que se requerirían para la creación de una vacuna protectora contra el virus”, aseguraron los especialistas, en una publicación de “EBioMedicine”.

Michael Berg, investigador asociado en el área de enfermedades infecciosas en Abbott mencionó que “la comunidad de investigación mundial tiene más trabajo por hacer, pero aprovechar lo que aprendimos de este estudio y compartirlo con otros investigadores nos acerca a nuevos tratamientos que posiblemente podrían erradicar el VIH».

Comparta sus opiniones