Coronavirus, VIH y luciérnagas, el inesperado trío con el que chilenos crearon técnica que detecta y cuantifica anticuerpos contra Covid-19

Investigadores de la U. de Chile desarrollaron un sistema que puede ayudar a determinar cuánta inmunidad generan las vacunas o qué muestras de plasma es más “fuerte” para aplicarla como tratamiento.

Uno de los tratamientos que ha tenido buenos resultados contra Covid-19 en enfermos que están graves y hospitalizados, ha sido el plasma de pacientes ya recuperados.

Esta sustancia que se extrae a partir de muestras de sangre de quienes ya vencieron la enfermedad, es rica en anticuerpos, que son los elementos generados por el sistema contra el virus Sars-CoV-2. Son varios los anticuerpos que se desarrollan pero los más importantes son los anticuerpos neutralizantes.

Científicos del Instituto de Ciencias Biomédicas, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile (ICBM), desarrollaron una técnica que permite detectar y cuantificar los anticuerpos que contiene una de estas muestras.

Para esta técnica, los investigadores utilizaron tres elementos clave: un virus VIH inactivo, la proteína de superficie Spike del nuevo coronavirus (S) y su receptor ACE2 y una proteína denominada luciferasa, que es la misma que permite a las luciérnagas emitir luz.

Ricardo Soto-Rifo investigador del Laboratorio de Virología Molecular del Programa de Virología del ICBM y líder del proyecto, explica que los ensayos convencionales utilizan medición de anticuerpos totales contra el virus mediante la técnica de ELISA, pero no todos los anticuerpos tienen la capacidad de proteger o neutralizarlo.

Conocer el nivel de anticuerpos de una muestra de plasma es importante. ¿La razón? “Hay muchas personas que se infectan con el virus y tienen un Covid sintomático pero no desarrollan anticuerpos. Otros desarrollan, pero no son neutralizantes, mientas que otras personas desarrollan anticuerpos súper potentes. Otros, los forman y los pierden después de algunos meses”, dice Soto-Rifo. Los anticuerpos neutralizantes son los que tienen la capacidad de proteger contra una nueva infección.

La técnica desarrollada por este grupo, además, permite realizar estos estudios en condiciones de bioseguridad similares a las que tienen los laboratorios de universidad y hospitales ya que al trabajar con virus desactivado, no es necesario hacerlo en un laboratorio con nivel 3 de bioseguridad. Además, podría masificar la caracterización de la respuesta inmune mediada por anticuerpos en pacientes Covid-19.

El estudio que permitió crear esta técnica
La investigación recién publicada y aún sin revisión de pares, se hizo sobre una total de 35 pacientes.

Entre los hallazgos del estudio, se muestra que la mayoría de las muestras analizadas evidenciaron una respuesta neutralizante similar ante las dos cepas predominantes del virus (la Wuhan 1, que fue la que primero se secuenció y su variante, G614 que es hoy la que más circula no sólo en Chile, sino en el resto de América y Europa).