Elevan a juicio oral robo de pruebas para detectar VIH/SIDA.

Al menos, tres exfuncionarios de la Región Metropolitana de la Secretaría de Salud se habrían apropiado en 2013 de más de un millón de lempiras, mediante varias compras de insumos médicos para pacientes viviendo con VIH/SIDA y detección de cáncer cervicouterino.

De acuerdo a un expediente de la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP), el robo se habría producido a través de tres licitaciones “pandas”, cuyos productos nunca ingresaron al almacén de esta cartera ministerial.

Lo anterior es parte de la acusación impulsada por fiscales adscritos FETCCOP, quienes la semana anterior en audiencia preliminar desarrollada en el Juzgado de Letras de lo Penal en Materia de Corrupción solicitaron elevar a juicio oral y público el proceso penal en contra de tres exempleados de Salud.

La Fiscalía fue notificada el viernes de que la causa fue elevada a juicio oral y público por parte del juez que conoció la causa, por lo que ahora el tribunal deberá de agendar fecha en la que se realizará el debate.

Los procesados son: el exdirector, Wilson Mejía Murillo; el exadministrador, Edil Aníbal Rodríguez Sánchez; y el exencargado del Almacén, César Alejandro Izaguirre, acusados por tres delitos de fraude y tres de falsificación de documentos públicos.

En este expediente judicial está acusada la representante de la Droguería y Distribuidora Kalyc Honduras S.D.R.L, Karla Patricia Tejada Soto, prófuga de la justicia también por corrupción en el caso del hospital de Santa Bárbara.

Esta causa fue trabajada por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), a través de agentes del Departamento de Investigación de los Delitos en Contra de la Administración Pública.

Los investigadores determinaron que los cuatro acusados se confabularon para gestar tres procesos de licitación fraudulentos, en el que se favoreció a la empresa Kalyc y de esta forma se defraudó al Estado por un monto de un millón doscientos veintiún mil quinientos cincuenta lempiras.

El requerimiento fiscal detalla que los exfuncionarios solicitaron galones de Hematoxilina de Harris, que sirve para detectar células malignas en las pruebas de citología y hemogramas. También alcohol, acetona de grado reactivo, xilol para tejido y frascos de resina.

Además, se efectúo otra compra por 5,800 unidades de orocoidal para VIH/SIDA, que son pruebas rápidas inmunocromatográfica con oro coloidal mejorado para detectar la calidad de los anticuerpos del virus.

Finalmente solicitaron un tipo de prueba de anticuerpos contra el VIH empleada para detectar la infección causada por ese virus, así como de insumos para detectar cáncer cérvico uterino, insumos que nunca ingresaron al almacén de medicamentos, pese a que en fechas 4 de septiembre y 17 de octubre del 2013.

Los cuatro imputados firmaron actas de recepción de compra y venta de los medicamentos, no obstante, la ATIC constató en las tarjetas de inventario (Kardex), que nunca ingresaron tales reactivos.

Comparta sus opiniones