La ansiada vacuna del VIH nace en 2021 eclipsada por las del coronavirus.

El Hospital General Universitario de Valencia está probando en un ensayo clínico previo a la comercialización la fórmula inyectable para prevenir la enfermedad del sida.

El VIH fue uno de los virus con mayor impacto en el siglo XX. Aunque la ciencia ha avanzado ostensiblemente en las últimas décadas en la búsqueda de tratamientos que permiten controlar y mejorar la vida de los enfermos de sida, su cura total seguía siendo un objetivo inalcanzable. De hecho, la ausencia durante décadas de una vacuna específica para el VIH se asoció durante los primeros compases de la pandemia de coronavirus con la posibilidad de que nunca hubiera un remedio para la covid. Pero 2021 ha permitido desmentir tanto una cosa como la otra.

a primera vacuna del VIH ya existe y ha nacido eclipsada por las del coronavirus. Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Janssen, Sputnik, Soberana… Son nombres de sobra conocidos a día de hoy por la inmensa mayoría de personas. Pocos han oído hablar de Mosaico, la vacuna desarrollada por Johnson & Johnson que en estos momentos está siendo probada en España; concretamente, en el Hospital General Universitario de Valencia.

El doctor Miguel García Deltoro, jefe de Enfermedades Infecciosas del citado hospital, se ha hecho cargo de la dirección de este ensayo clínico. Vozpópuli ha tratado de ponerse en contacto con él para conocer los detalles de la vacuna Mosaico. Sin embargo, fuentes de la Comunidad Valenciana han rechazado la entrevista porque “existe una cláusula de confidencialidad que no permite que ningún responsable” hable de ella.

“Me he vacunado contra el VIH”


Quien sí lo ha hecho es Lucas Villa, un joven periodista de Murcia que trabaja actualmente en una televisión autonómica valenciana. Hace unos días anunció en un tuit -viralizado- que se había vacunado, “pero no del coronavirus”: “Me han vacunado contra el VIH”. Lucas también ha declinado hacer declaraciones a este diario, aunque sí comentó el punto en el que está esta vacuna, ya en la fase 3, “previa a su comercialización”.

“Esta podría ser la vacuna se está esperando desde hace 40 años”, recordó Lucas Villa acerca de esta “herramienta que podría prevenir una infección crónica que necesita de un tratamiento continuado y que, sin este, puede resultar mortal”. Villa se mostraba “emocionado” y “feliz de poder ayudar”: “Parte de esta ayuda está en comentaros que en el Hospital General de Valencia aún están buscando voluntarios para este ensayo clínico”.

Los participantes reciben intramuscularmente seis inyecciones dentro del plazo de un año. El estudio tiene una duración total de tres años y proporciona la provisión de las vacunas, la atención clínica en Fundación Huésped, todos los estudios de laboratorio, los viáticos para transporte y el desayuno en los días de consulta y/o laboratorio.

Los participantes en el ensayo clínico de la vacuna del VIH reciben intramuscularmente seis inyecciones dentro del plazo de un año

El acceso a la fase 3 de esta vacuna ha sido posible gracias a antes fue testada con éxito en animales. Esta vacuna se basa en la combinación de varias proteínas del virus VIH que se agregan genéticamente a un vector viral (el adenovirus 26) que es inofensivo para los humanos, pero que es efectivo para generar inmunidad específica contra el diferentes subtipos de VIH y evitar así el desarrollo de la enfermedad del sida.

Comparta sus opiniones