La OMS suspende el ensayo de hidroxicloroquina y antivirales del VIH contra el coronavirus al no reducir la mortalidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha comunicado este sábado que va a suspender sus ensayos del medicamento contra la malaria hidroxicloroquina y la combinación de medicamentos contra el VIH lopinavir/ritonavir en pacientes hospitalizados con COVID-19 al no lograr reducir la mortalidad.

“Los resultados provisionales del ensayo muestran que la hidroxicloroquina y lopinavir/ritonavir producen poca o ninguna reducción en la mortalidad de los pacientes hospitalizados con COVID-19, cuando se compara con los cuidados estándar. Los investigadores del programa Solidaridad -en el que participan numerosos países- interrumpirán los ensayos con efecto inmediato “, ha señalado la OMS en un comunicado.

La Organización Mundial de la Salud ha explicado que la decisión, tomada en virtud de la recomendación del comité directivo internacional del ensayo, no afecta a otros estudios que están usando los medicamentos en pacientes no hospitalizados o como profilaxis.

La OMS analiza el potencial efecto del antiviral remdesivir
El Reino Unido ya abandonó a principios de junio un ensayo clínico que exploraba el uso de la hidroxicloroquina en pacientes con la COVID-19, después de que los resultados iniciales no mostraran evidencia alguna de beneficio. “Este no es un tratamiento para la COVID-19. No funciona”, dijo uno de los encargados del ensayo.

La propia Organización Mundial de la Salud suspendió en mayo su ensayo clínico con hidroxicloroquina en pacientes de coronavirus después de que un estudio científico alertara de riesgos en este tratamiento, aunque posteriormente lo retomó.

Otro rama del ensayo dirigido por la OMS está analizando el potencial efecto del fármaco antiviral de Gilead remdesivir en pacientes con coronavirus.