VIH, con avances en el tratamiento, pero sin cura ‘por muchos años’ más

A meses de cumplirse 40 años de la aparición del primer caso de sida en el mundo y pese a los significativos avances científicos en diversos padecimientos, aún no se tiene cura para el VIH, enfermedad que durante su tratamiento, según el informe “Aprovechando el momento” (julio 2020), presenta un progreso notable, pero muy desigual, especialmente en la expansión del acceso a la terapia antirretroviral.

“No es por falta de ganas que no se tiene una cura”, sostiene el doctor Josep Mallolas, jefe de la Unidad de VIH-SIDA del Hospital Clínic de Barcelona. “Estamos administrando tratamiento antiviral porque la solución definitiva que sería una vacuna no la hemos conseguido, honestamente y tristemente no tenemos ninguna vacuna eficaz para prevenir la infección por el virus del sida y me temo que por muchos años no la vamos a tener”, detalló el galeno a La Estrella de Panamá.

Mallolas visitó Panamá a mediados de julio para el lanzamiento de Prezcobix, nuevo tratamiento contra el VIH, con la combinación de las moléculas Darunavir y Cobicistat, el cual espera aportar eficientemente a contrarrestar el impacto de la enfermedad.

“Darunavir es un potente inhibidor de proteasa del VIH cuya farmacocinética se ve mejorada por un potenciador como es cobicistat. Este tratamiento es muy bien tolerado, con tasas de respuesta altísimas. Por ello, con opciones cada vez más convenientes los pacientes pueden llevar su vida estrictamente normal sin tener en cuenta su infección por el VIH”, indicó el especialista.

Los ensayos clínicos de esta formulación, combinado con otros antirretrovirales —continúa el médico—, ha demostrado una altísima tasa de eficacia virológica, es decir, de control del virus y una tolerancia muy alta, eso significa que no solo el paciente funciona bien al tratamiento, sino que lo tolera muy bien, no tiene diarrea, ni pierde peso y esto es fundamental, sobre todo en un tratamiento que probablemente deba ser de por vida.

A través de nota de prensa, Ana Belén, subdirectora médica del Hospital Santo Tomás en Panamá, señaló que es importante resaltar que la historia de la terapia antiretroviral tiene tres hitos. “El primero se produce desde 1987 hasta 1996, en donde se centraron los esfuerzos en el descubrimiento y desarrollo de medicamentos para el VIH, teniendo como principal problema el que las combinaciones no eran muy potentes. El segundo hito se produce a partir de 1996, con el desarrollo de terapias de alta eficacia, denominadas triterapias”.

Para la experta médica, nos encontramos actualmente en presencia del tercer hito, que se centra en el desarrollo de terapias innovadoras y muy eficaces que permiten controlar la replicación del virus, de manera tal que no sea detectable en la sangre del paciente. “Los resultados evidenciados en los estudios del tratamiento con darunavir son, en este sentido, sumamente prometedores”, concluyó.

En Panamá, unas 25,000 personas viven con VIH. Según el presidente del Mecanismo Coordinador de Panamá para la Lucha contra la Tuberculosis, VIH y Malaria (MCdP), Amador Goodrige, el 70% conoce su situación y el 30% lo desconoce.