VIH/Sida en Chile: más de 10 mil personas con diagnóstico no estarían en tratamiento y detección temprana sigue siendo vital.

El Observatorio Social de Políticas de VIH en Chile elaboró un análisis sobre el avance de la enfermedad en el país, luego de las dificultades surgidas en el sistema de salud por la irrupción del coronavirus. Identificar a tiempo el VIH, es fundamental ya que puede ayudar a llevar un estilo de vida saludable y prolongar los años de vida y sobre todo la calidad de vida. Además, realizarán test rápidos de VIH gratuitos en Santiago y Concepción.

La pandemia del Covid-19 obligó a todo el sistema de salud chileno a concentrar sus energías en dar respuesta al virus, implementar estrategias que implican restringir la movilidad, adoptar medidas como el uso de mascarillas, mantener una distancia física y realizar prácticas de higienización personal y de espacios. Este esfuerzo, con un gran impacto en el personal de salud, trajo consigo una postergación de la atención de otras patologías, incluido el VIH. Incluso la oferta de Test para detectar la enfermedad sufrió una disminución drástica en algunas entidades comunitarias.

El Unaids Data 2020, publicado por el Programa Conjunto de Naciones Unidas contra el Sida (Onusida-) realizó una actualización del estado del VIH en el mundo. En el capítulo de América Latina se dieron cifras respecto de 14 países, 9 de los cuales no entregaron información a tiempo para el informe, incluido Chile. Es decir, los datos actuales son solo estimaciones, lo que se traduce en una falta de información concreta para conocer los avances y brechas de las metas fijadas.

Según el Boletín Epidemiológico del Instituto de Salud Pública (ISP), la curva creciente de nuevas infecciones sufrió una disminución en el último año. En 2018 se confirmaron 6.948 casos, mientras que en 2019 fueron 6.720 casos, de los cuales, 4.015 casos son de nacionalidad chilena, mientras que 2.705 son de nacionalidad extranjera. En 2018, esa relación fue de 4.339 de nacionalidad chilena, mientras que 2.605 eran de nacionalidad extranjera.

Las cifras tampoco son claras en cuanto a la información epidemiológica disponible en el país, que evidencia el aumento del VIH y otras infecciones de transmisión sexual, con especial énfasis en población joven. De acuerdo a datos entregados por el Ministerio de Salud (Minsal), se estima que 67 mil personas son portadores de VIH, y de éstas sólo un 70% han sido diagnosticadas.

A pesar de ser una enfermedad que ha estado en la agenda de salud en los últimos tiempos, a menudo el VIH no se detecta, sobre todo en los jóvenes; no por falta de exámenes, sino probablemente por la falsa percepción de bajo riesgo de adquirir la infección, confianza en la pareja, existencia de tratamientos cada vez más eficaces y las ventanas de oportunidad perdidas (ofrecimiento del test de manera proactiva).

De acuerdo al Plan Nacional de Prevención y Control de VIH 2019, en Chile existe una prevalencia que se mantiene en aumento desde el año 2015, sobre todo en los adolescentes entre 15 y 19 años.

El informe de Onusida (2020), en tanto, estima que Chile habría alcanzado el “primer pilar del 90”, es decir: el 90% de las personas que viven con VIH conocen su situación serológica. Pero se estima que diez mil personas saben su diagnóstico, pero no se encontrarían con tratamiento antirretroviral y la brecha del tercer pilar, correspondiente a la supresión viral, es de 8.500 personas, alcanzando un 62% de la meta.

Mejoras en la respuesta al VIH y lo que viene
Entre los avances más significativos que ha visto nuestro país en el último tiempo, se encuentra la disminución de la brecha de las personas que viven con VIH y aquellas que conocen su situación serológica.

En el ámbito de la atención, se han consolidado avances en la eliminación de la transmisión vertical, disminuyendo de 2.1% en 2016 a 1.8% en 2018, alcanzado uno de los objetivos propuesto en el Plan Estratégico Nacional para los años 2012-2016. El segundo objetivo, la disminución de la mortalidad por VIH y Sida a un 1.2 por cada 100 mil, para el año 2020, no ha sido alcanzada, quedando como un déficit importante a abordar.

Este año se pudo implementar, en algunas farmacias de hospitales, la entrega de medicamentos ARV por dos o más meses. Hay que recordar que el retiro de fármacos es mensual, lo que implica el desplazamiento de usuarias/os cada mes hasta el centro hospitalario dejando sus actividades habituales de trabajo y/o estudio. La pandemia de la COVID-19 impuso restricciones que hicieron necesaria la implementación de estrategias que esperamos se mantengan en el tiempo.

Para Leonardo Arenas, coordinador para Chile de Aids Healthcare Foundation, “la pandemia no puede hacernos olvidar la otra pandemia, que es el VIH y el SIDA, ya que los avances que habíamos logrado pueden sufrir retrocesos. Por ahora, lo urgente es retomar las atenciones de las personas que viven con VIH, que han sufrido postergaciones de sus exámenes y atenciones médicas”.

Respecto de la postergación de las atenciones y exámenes de quienes viven con VIH, Arenas enfatiza que es necesario implementar una estrategia acelerada que permita cerrar esa brecha, lo que permitirá disminuir el riesgo de transmisión de VIH por desconocimiento de la situación de salud.

“La meta de alcanzar un 2030 sin Sida se ha visto frenado por el COVID-19, disminuyendo la velocidad de aumento de cobertura en tratamiento antirretroviral y la reducción de las nuevas infecciones. Se requiere un impulso nuevo, un esfuerzo para alcanzar los objetivos. La respuesta comunitaria es esencial para esto. Somos las organizaciones comunitarias quienes tenemos un trabajo más cercano con las poblaciones más afectadas por la epidemia del VIH, lo que implica que nuestra reactividad por test de VIH sea más alta en nosotros que en el sistema público de salud”, asegura.

La importancia de la detección temprana

El VIH destruye gradualmente el sistema inmunitario al atacar y destruir los linfocitos CD4, un tipo de glóbulos blancos que desempeñan una función importante en la protección del cuerpo contra las infecciones.

De acuerdo al Decreto 58, la recomendación para saber si se ha adquirido el VIH, es a través de una pesquisa inicial con test serológicos o de otros fluidos, los cuales están disponibles en establecimientos públicos y privados, y una posterior confirmación, para los casos positivos, en el Instituto de Salud Pública de Chile, con métodos suplementarios.

Los exámenes serológicos de VIH detectan los anticuerpos que el organismo produce frente a la presencia del virus que en que la mayoría de las personas puede tardar unos 3 meses.

Lorena Galeotti, directora Médica de Abbott, comenta que “a nivel mundial, el VIH es considerado un problema de salud pública que afecta no solo a la persona que la padece, y a sus familias, sino que también impacta significativamente la economía de los países, sobre todo, de los países que están en desarrollo”.

Por eso realizar el diagnóstico de manera temprana marca una diferencia, no solo desde el punto de vista epidemiológico para tomar medidas de prevención, sino también para tratar al paciente que sea VIH positivo y darle la posibilidad de vivir normalmente y prolongar su esperanza vida conservando la calidad”.

“Existen diversos test de diagnóstico para el VIH, lo que permite garantizar una detección amplia y confiable de los subtipos del virus, identificar a los pacientes infectados y al mismo tiempo, ayudar a los médicos a planificar un régimen de tratamiento para las personas, que de otro modo, podrían propagar la enfermedad sin saberlo debido al desconocimiento de la infección”, explica.

En Chile, actualmente la Ley 19.779 resguarda los derechos de las personas, respecto a la prevención, diagnóstico, control y tratamiento del VIH/SIDA, asimismo cautela el libre e igualitario ejercicio de los derechos de las personas que viven con VIH, impidiendo las discriminaciones para su acceso a educación, trabajo y salud.

Aclarando mitos sobre el VIH

  1. Solo se transmite mediante relaciones sexuales: Mito. Una persona puede infectarse a través de distintos tipos de exposición, si bien el intercambio de fluidos corporales, tales como semen, fluido preseminal, sangre, entre otros, es uno de los métodos de transmisión, también lo es el uso de jeringas o agujas contaminadas. “Es importante visibilizar que el VIH también puede ser transmitido de madre a hijos durante el embarazo, el parto o la lactancia, motivo por el cual esta también es un gran oportunidad de tratar a las madres y evitar la infección del bebé por nacer”, comenta Galeotti.
  2. Es positivo saber: El VIH dejó de ser una sentencia de muerte, ya que existen tratamientos efectivos para controlar la enfermedad y retrasar su progreso, “La terapia retroviral puede prolongar drásticamente la vida de muchas personas infectadas con el VIH, mantenerlas sanas y reducir considerablemente sus posibilidad de infectar a otras personas, lo cual no implica desatender las medidas de prevención”, dice especialista.
  3. Las personas con VIH lucen enfermas: Mito. La Dra. Galeotti comenta que “las personas con VIH no se ven ni se sienten enfermas. Muchas veces ni siquiera saben que tienen el virus, realizar un test de diagnóstico de VIH es la única manera de descubrir si una persona posee el virus o no”.
  4. Si estoy tomando anticonceptivos, no puedo contraer el VIH: los anticonceptivos protegen de un embarazo no deseado, pero no protegen de contraer enfermedades sexuales. El único método anticonceptivo que previene el embarazo y reduce significativamente el riesgo de contraer VIH es el condón.

Realizan test rápidos de VIH gratuitos en Santiago y Concepción
Una de las razones que explican el fracaso de algunas estrategias de control de esta pandemia, es que los jóvenes le han perdido el miedo al SIDA, ya que gracias a la tecnología y la innovación científica, hay nuevas terapias para controlar el avance del virus y lograr una mejor calidad de vida de los pacientes, disminuyendo la probabilidad de muerte a causa de la enfermedad.

Por eso, en el marco del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, este martes y miércoles, Farmacias Ahumada y Durex realizarán 1.400 test rápidos de VIH de manera gratuita, con el fin promocionar la importancia del seguimiento y control de esta enfermedad.

Los test se realizarán en 7 farmacias SaFe de Farmacias Ahumada, seis en Santiago y una Concepción, donde de acuerdo al protocolo sanitarios, se realizarán 200 exámenes por cada farmacia, 100 el martes y otros 100 el miércoles.

Para no exponer a los pacientes y los especialistas de la salud que estarán a cargo de esta actividad, en el marco de la pandemia del coronavirus, se agendarán horas para realizar los exámenes y así propiciar un espacio seguro para todos.

Las direcciones son:

  • Juan Bosco N°501, Concepción.
  • AV. Vicuña Mackenna N° 9521, La Florida
  • Los Leones N° 1160, Providencia
  • Avda. José Miguel Carrera 5991, San Miguel
  • Gran Avenida N° 7406 (Esq. Fernández Albano y Gran Avenida), La Cisterna
  • Emilia Tellez N° 5593, Ñuñoa.
  • Alfredo Silva Carvallo, N° 1415, Maipú.